¿Cómo hacer cerveza en casa?

¿Cómo hacer cerveza en casa?

¿Cómo hacer cerveza en casa?

Con todo lo que ha pasado en últimos meses y cierre de bares seguramente muchos de nosotros echaban de menos una cerveza fresquita. Claro, puedes comprar cerveza enlatada en un supermercado, pero nunca será igual que una cerveza recién tirada en un bar. 

 

Por eso no sería una mala idea aprender a hacer tu propia cerveza en casa y poder disfrutarla cuando quieras, tanto si los bares están abierto o cerrados. Cualquiera puede dedicarse a fabricarla, siempre que tenga sitio en su casa, los utensilios y herramientas necesarias. Y, lo más importante, una buena dosis de paciencia, ya que es un proceso que dura varias semanas.

¿Cómo hacer cerveza en casa?

¿Qué necesito para hacer una cerveza casera?

Vas a necesitar las siguientes herramientas:

  • una olla grande (como esta)
  • una cuba de filtrado
  • una licuadora
  • un termómetro
  • un densímetro
  • las botellas oscuras para la cerveza fabricada.

 

E ingredientes:

  • agua
  • 175 gr de cebada por cada litro de cerveza
  • Entre 1,5 y 3 gramos de lúpulo por cada litro de cerveza
  • 1 gramo de levadura por cada litro de cerveza
  • 6 gramos de azúcar común (hacia el final del proceso).

Ahora vamos a decirte cómo elaborar la cerveza artesana paso a paso:

Primero tenemos que explicar que es la técnica de malteado. Malteado provoca la germinación de la cebada y luego interrupción en seco, secándola con diferentes técnicas para conseguir diferentes colores y tostados. Así aparecen las enzimas que convierten el almidón del grano en azúcares convertibles. Después las levaduras lo transformarán en alcohol. 

Junto a la malta de cebada, la cerveza admite otros cereales como trigo, centeno y avena, o aditivos como arroz, fruta, frutos secos, especias, etc. El responsable del amargor de la cerveza es el lúpulo. Es también un conservante natural y aporta sabor, aromas frutales y herbales dependiendo de la variedad. 

Elegir la malta adecuada

Antes de empezar la fabricación de cerveza tenemos que elegir las maltas dependiendo de la receta que vamos a hacer. A una malta básica podemos añadir otras maltas especiales para cambiar el sabor. El tostado de la malta puede ofrecer distintos sabores y colores. Las maltas tostadas otorgan gusto a café y aspecto oscuro. Por otro lado, las menos tostadas proporcionan sabores a chocolate, frutos secos y color marrón.

El molturado

Después de elegir las maltas procedemos al molturado. Consiste en triturar el grano para mejorar su rendimiento y no convertir el mosto en papilla. No lo tritures hasta hacerlo harina, sería demasiado.

El macerado

El siguiente paso maceramos el grano triturado en un depósito con agua caliente entre 65ºC y 70ºC durante una hora a una hora y media. También puedes hacer un escalado de temperaturas. El macerado puede parecer al proceso de hacer un té. En esta parte del proceso vas a obtener el mosto de cerveza. Destaca por su dulzor, porque se extrae del grano todos los azúcares modificados por las enzimas. El macerado termina con la recirculación y el filtrado del mosto. El bagazo y todos los elementos sólidos se suprimen ya que no son necesarios.

El hervido o ebullición 

Después de separar el cereal trasladamos el mosto a una olla en la que lo vamos a hervir durante una hora. Cuando el mosto empiece a borbotear es mejor destaparlo. De esta manera se evaporarán los compuestos indeseables. Durante el hervido introduciremos las distintas variedades de lúpulo. El lúpulo responsable del amargor tiene que ser agregado al principio de la ebullición. El lúpulo que proporciona sabor tenemos que añadir quince minutos antes del final. Al terminar la tenemos que añadir el lúpulo que aportará el aroma más destacado en la cerveza. Durante la ebullición es necesario ir retirando toda la espuma de proteínas que genera el lúpulo. De esta manera podremos suprimir sabores indeseables en la cerveza. Y conseguiremos una cerveza más traslúcida y limpia.

El enfriado

Rápidamente, usando los serpentines metálicos, enfriamos la mezcla para evitar contaminaciones o alteraciones de sabor. Filtramos y pasamos la mezcla a un fermentador. Dependiendo si hacemos lager o ale el mosto ha de permanecer a una temperatura u otra. Cada levadura trabaja en unas condiciones distintas. En una cerveza Lager de baja fermentación la temperatura tiene que estar alrededor de los 5-10ºC. En una cerveza Ale de alta fermentación la temperatura ideal es de 18-23ºC. Cuando conseguimos la temperatura adecuada añadimos la levadura y cerramos el fermentador.

La fermentación y el embotellado 

Es aconsejable remover la mezcla para oxigenarla para facilitar la acción y reproducción de las levaduras. Las levaduras consumen parte de los azúcares, producen alcohol y dióxido de carbono. Normalmente las cervezas tardan en hacer la primera fermentación una semana. Después pasamos la cerveza a un segundo fermentador o acondicionador. Esta segunda fermentación dura de dos a tres semanas. A continuación embotellamos o embarrilamos la cerveza dejando que se produzca la tercera y última fase de fermentación. Esta fase permite el acondicionado de la cerveza. Podemos añadir algún tipo de azúcar para provocar una tercera fermentación en botella o barril. De esta manera nos aseguramos de que contenga el gas suficiente y la levadura se estabilice.

Estabilizar los sabores 

Antes de consumir la cerveza necesitamos dejarla madurar en frío un tiempo mínimo dependiendo del tipo. Así nos aseguramos de que se estabilizan lo sabores, los aromas y precipitan los sedimentos de la levadura en suspensión.

Y hemos llegado al final del proceso. Las claves más importantes son los ingredientes de calidad. Ten en cuenta que la higiene es un factor determinante en todo el proceso. Cualquier fallo puede provocar contaminaciones o alteración de sabores. 

Esperemos que esto será solo el principio de tu camino como cervecero artesano. Existen cientos de estilos y cada día hay más gracias a la creatividad de los cerveceros y la hibridación de estilos. Así que abre la puerta a la imaginación, las posibilidades son infinitas. 

 

cervezatesela-sp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

volver arriba